Xalapa, Ver. 24de Noviembre2017
 
Portada
   Al Minuto >>
LO DICE CASTAÑEDA / Jesús J. Castañeda Nevárez
Espiar es el verbo
(segunda parte)
Actualizado: 2017-06-27 A+  a-
Entradas recientes

El tema del espionaje del gobierno a comunicadores, tiene una clara connotación política, totalmente alejada del interés por atender temas de seguridad nacional, como si el terreno de las actividades ilícitas no representara ningún riesgo de fractura en la estabilidad del país, lo cual es reprobable. Independientemente de que el costo del software “Pegasus” utilizado para ello no es un tema menor, ya que se utilizaron muchos millones de pesos que pagamos todos los mexicanos con nuestros impuestos.
Pero no deja de ser preocupante las formas de espionaje que ocurren de forma impensable, ya que las telecomunicaciones hoy día nos permiten saber con exactitud que personas están en una manifestación pública en una plaza: cuantos son, como se llaman, donde viven, con quien vienen, donde trabajan, cuánto ganan, cuanto tiempo llevan en el último empleo o cuanto tiempo llevan desempleados, cuál es su RFC, cuanto deben de impuestos, cuanto deben en su tarjeta de crédito, que auto tienen, cuanto pagaron de tenencia o si la deben, a que lugares van con mayor frecuencia, cuanto gastaron en el último viaje de vacaciones, etc., por citar lo más normal de una actividad ordinaria de cualquier ciudadano que tiene un celular o una tarjeta con chip.
Pero todavía falta mucho más. Con la obligación de la Factura Electrónica CFDI 3.3 que entra en vigor de forma paulatina a partir de éste 1 de Julio y obligatoria a partir del 1 de diciembre del 2017, el SAT aplicará el más completo sistema de “espionaje” económico - fiscal que le permitirá saber exactamente a que se dedica el contribuyente, que productos comercializa, quienes son sus proveedores, en cuanto compra los productos, así como quienes son sus clientes a los que les vende y cuál es el margen de utilidad, los impuestos cobrados y pagados así como la diferencia que tendrá a favor o en contra. Toda la operación de negocios de todos los empresarios y empresas será absolutamente transparente para el SAT y nadie, nadie, nadie se le podrá escapar.
Tampoco los trabajadores asalariados podrán escapar al “espionaje” del SAT, porque las empresas y las entidades públicas empleadoras están obligadas a la emisión del Comprobante Fiscal de la Nómina de forma electrónica (CFDI) mediante un proceso de “Timbrado” a través de un proveedor certificado por el mismo SAT, por lo que, el ingreso, las deducciones por diversos conceptos y los impuestos retenidos formarán parte de la información que quedará transparente para el SAT, pero también expuesta a la delincuencia cibernética que puede hacer mal uso de ella. Muchas Dependencias del Gobierno Estatal, así como los Municipios, no han cuidado éste tema y están poniendo en riesgo la información de todos sus trabajadores.
Todo México será espiado por el gobierno por diversos medios y por diversos motivos. Todos estaremos como desnudos ante el SAT; la Fiscalización será absoluta y también el pago de impuestos.
Aunque esto parece correcto, no resulta justo, porque sabemos que todos estamos obligados a contribuir al gasto público de manera proporcional y equitativa, de acuerdo al principio Constitucional; pero también sabemos que quienes reciben los impuestos se los roban o hacen un mal uso de ellos y ejemplos tenemos muy claros en Veracruz, Quintana Roo, Coahuila, Chihuahua y 28 etcéteras más.
Con nuestros impuestos se compran mansiones, casas blancas, edificios y se pagan muchos caprichos sin que el SAT aplique a los políticos el mismo trato de fiscalización, persecución y sanción que con terrorismo aplica a todos los contribuyentes.
Todos hemos sido dóciles e ingenuos de alguna manera y hemos ido avanzando sin chistar en la adopción de sistemas digitales para el cumplimiento de las obligaciones derivadas de la Reforma Hacendaria. Los adultos enfrentan mayor dificultad y la extinción de sus empresas está latente a menos de que alguien le ayude.
El riesgo de resultar víctimas del robo de nuestra información o del delito de suplantación de identidad para cometer ilícitos a nuestro nombre que pueden acabar con nuestro patrimonio, es altísimo por la inexperiencia de la mayoría de los contribuyentes.
No hay ninguna acción por parte del Gobierno Federal, Estatal o Municipal que esté atendiendo la necesidad de la micro y pequeña empresa con Asesoría y Capacitación en temas de uso de la tecnología, no sólo para el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, sino para el fortalecimiento de esas pequeñas empresas que son el soporte del tejido social.
La única opción de ayuda la encontrarán en www.codemexico.mx empresa tecnológica con vocación social que ofrece las herramientas necesarias para transformar la empresa tradicional en una empresa tecnológica.
Y ante la urgencia de rescate económico de Veracruz y la recuperación de su estabilidad social, es importante el compromiso y participación de todos. Es mi pienso.

jjcastaneda55@gmail.com

___________________________________________________________________________________________________________


CONTENIDOS, ESTRUCTURA Y REDACCIÓN DE LAS COLUMNAS SE PUBLICAN TAL CUAL NO LAS HACEN LLEGAR SUS AUTORES.
  Oye al instante
  Editorial
Aprender la lección
Día de Muertos, una tradición muy nuestra
Primero la vida, ¡sí!
Obras, molestias y beneficios
Ahora va la leche
Continúa la deforestación
El sino y el signo
Publicidad