Xalapa, Ver. 24de Noviembre2017
 
Portada
   Al Minuto >>
DESDE EL CAFÉ / Bernardo Gutiérrez Parra
El cumple de la Sedesol y el festejo de Anilú
.
Actualizado: 2017-08-18 A+  a-
Entradas recientes
Este jueves se cumplieron 25 años del nacimiento de la Secretaría de Desarrollo Social, dependencia que fue creada por Carlos Salinas de Gortari en 1992 y de acuerdo con su slogan, es un órgano centralizado de la administración pública federal encargado de ofrecer programas y apoyos al pueblo, a través de la administración de recursos para el mismo propósito; además de crear programas para combatir la pobreza.
Pero en realidad no es así.
Prácticamente todos los programas asistenciales pasan por la Sedesol que maneja miles de millones de pesos anualmente. Aunque de todos es sabido que sólo una ínfima parte llega a los más necesitados ya que el grueso de ese presupuesto se utiliza en campañas y otras bagatelas.
Analistas financieros han comentadoque si desde hace 25 años se hubiera destinado sólo el 15 por ciento de todo el dineral que ha recibido la Sedesol, para mejorar las condiciones de vida de los más necesitados, tendríamos que importar pobres porque no habría ninguno en el país.
Ysin embargo, existen siete millones de mexicanos que viven en pobreza extrema. El dato no es mío sino de la delegada en Veracruz, Anilú Ingram Vallines, que tiene año y medio en el cargo y a quien inexplicablemente se le olvidó mencionar a los 48 millones de pobres que hay a nivel nacional. Porque este país tiene en total 51 millones de fregados.
Como muchas mujeres emprendedoras, la señora Ingram Vallinessalió de un concurso de belleza para incrustarse en la política veracruzana y le ha ido muy bien.
Sus pininos los hizo en el gobierno de Miguel Alemán. Pero con Fidel Herrera fue subdirectora de radio y (este dato no me lo creas mucho, lector) encargada del área de Relaciones Públicas de la Coordinación de Comunicación Social. Javier Duarte de Ochoa la hizo diputada local y presidenta de la Mesa Directiva del Congreso. Quiso ser legisladora federal y perdió de fea manera.
Por unos meses anduvo a la deriva hasta que fue nombrada Delegada Estatal de la Sedesol que es algo así como que te encuentres un entero de la Lotería y al día siguiente te enteres que el número es ganador del premio mayor.
¿Qué ha hecho al frente de la dependencia? Pues no mucho.
Últimamente ha estado muy activa visitando comunidades, pero más que para vigilar que lleguen los apoyos, para candidatearse al Senado de la República. Y qué bueno, ojalá se le haga al menos la candidatura. Lo que no se vale es que utilice recursos de la dependencia para hacerse propaganda.
Más que promocionar a la Sedesol, es decir, más que agasajar a la festejada, Anilú Ingram se promocionó a si misma organizando un evento en el patio central del Palacio de Gobierno donde asistió lo más granado de la política estatal con el gobernador Miguel Ángel Yunes incluido.
Anilú habló de los pobres como si en verdad le preocuparan, pero se olvidó de invitar a Palacio de Gobierno al menos a uno de los 500 mil desarrapados que sobreviven en la entidad.
Después del evento, ofreció una comida en un lujoso restaurante donde tampoco invitó a ningún andrajoso, sólo a sus amigos más cercanos y a sus cuates de los medios. Que ya reciben las jugosas propinas de la funcionaria, con cargo a la Sedesol, por supuesto.


bernardogup@homail.com


__________________________________________________________________________________________________



  Oye al instante
  Editorial
Aprender la lección
Día de Muertos, una tradición muy nuestra
Primero la vida, ¡sí!
Obras, molestias y beneficios
Ahora va la leche
Continúa la deforestación
El sino y el signo
Publicidad