Xalapa, Ver. 24de Noviembre2017
 
Portada
   Al Minuto >>
TIERRA DE BABEL / Jorge Arturo Rodríguez
¿Nos rendimos?
.
Actualizado: 2017-10-18 A+  a-
Entradas recientes
A manos llenas de recursos y ambiciones empiezan los actores políticos a moverse rumbo al 2018 donde se combatirá, se peleará –¿a muerte?- por el poder en México, porque es difícil a estas alturas creerles que van a la contienda electoral del próximo año por mejorar la situación y luchar por construir un país para que salga del atolladero en el que nos ahogamos. “Ya estoy hasta mis pendejos cansancios”, me comentó un amigo. No había escuchado mejor definición a lo que nos está pasando a la mayoría de los mexicanos. Sí: pendejos y cansados. ¿Cómo salir?
Lo anterior sin referirnos al crimen organizado, a los fraudes, abusos, robos, violencia en cada esquina, engaños, etc. Indiferencia, intolerancia, todo, todito lo malo, caray. Agua pa’ mi molino, primero.
En fin, que da miedo pensar en lo que sigue. La esperanza muriéndose y yo durmiendo, dice un colega. Pero como escribió Anton Chejov, todo lo incomprensible inspira miedo. Así que hay que hacer lago. ¿Qué?
En la apocalíptica novela Rendición, de Ray Loriga, (Premio Alfaguara 2017), leo: “Nuestro optimismo no está justificado, no hay señales que nos animen a pensar que algo puede mejorar. Crece solo, nuestro optimismo, como la mala hierba, después de un beso, de una charla, de un buen vino, aunque de eso ya casi no nos queda. Rendirse es parecido: nace y crece la ponzoña de la derrota durante un mal día, con la claridad de un mal día, forzada por la cosa más tonta, la misma que antes, en mejores condiciones, no nos hubiera hecho daño y que sin más consigue aniquilarnos, si es que coincide por fin ese último golpe con el límite de nuestras fuerzas. De pronto, aquello en lo que no habíamos reparado siquiera nos destruye, como las trampas de un cazador que nos supera en habilidad y a las que no prestábamos atención mientras nos distraíamos con el señuelo. A qué negar, en cambio, que mientras pudimos también cazamos así, utilizando trampas, señuelos y grotescos pero muy efectivos camuflajes”. ¿Nos rendimos?

Los días y los temas

Interesante el reportaje “Biblioteca de la Ciudad de Xalapa se cae a pedazos; en riesgo, siglos de historia”, del periodista Héctor Juanz, que cito: “En un completo abandono mantuvieron cuatro gobiernos estatales a la histórica Biblioteca de la Ciudad en Xalapa. Duelas rotas y levantadas sobre los pisos, humedad en los muros, goteras; falta de equipo de fotocopiado y de equipo de seguridad para evitar el robo de libros son algunas carencias evidentes en este espacio que alberga además diferentes libros y documentos históricos de Veracruz.
“Lo que pasó fue que a las administraciones en el pasado no les importó el edificio. Hay un abandono desde la administración de Patricio Chirinos, Miguel Alemán, Fidel y ya no se diga de Javier Duarte de Ochoa” dijo en exclusiva para Versiones.com.mx, el actual director de la Biblioteca Central Estatal 1092 o “Biblioteca de la Ciudad”, Ángel Rafael Martínez Alarcón mostró las necesidades de mantenimiento del edificio”.
Me entristeció y me encabronó (¡cuándo no!). Ahí, hace muchos ayeres pasé tiempo leyendo y escribiendo y haciéndome pénjamo… Adorable biblioteca. Recuerdo lo que escribió Jorge Luis Borges en “A Leopoldo Lugones”: “Los rumores de la plaza quedan atrás y entro en la Biblioteca. De una manera casi física siento la gravitación de los libros, el ámbito sereno de un orden, el tiempo disecado y conservado mágicamente. A izquierda y a derecha, absortos en su lúcido sueño, se perfilan los rostros momentáneos de los lectores, a la luz de las lámparas estudiosas, como en la hipálage de Milton”. Aquellos tiempos.
Por cierto, en Egipto se llamaban a las bibliotecas el tesoro de los remedios del alma. En efecto, curábase en ellas de la ignorancia, la más peligrosa de las enfermedades y el origen de todas las demás, escribiera Jacques Benigne Bossuet.
Otro por cierto. Mi recordable Dalia Pérez Castañeda me envió lo siguiente: “Invitados están a la inauguración de la Galería de Arte Domínguez y Buis. Este nuevo espacio en Xalapa, además de conectar a coleccionistas con artistas, nace con la idea de cautivar y transformar a través del arte, promoviendo así la recreación e integración social. Es un espacio muy agradable, inicialmente se presentarán 5 artistas con distintas propuestas y trayectorias: Hiroyuki Okumura, escultura; Victoria Goren, pintura abstracta; Marco Lamoyi, pintura extensiva; Neón Carón, arte aumentado; Ryuichi Yahagi, instalación. Es un evento histórico en la cultura y el arte en Veracruz, ya que es la galería privada más grande de todo el estado y de las más grandes del País, con 210 metros en tres salas conceptuales”.
Asistan: Domínguez y Buis Galería. Sábado 21 de octubre 18:00 hrs. Dirección: Plaza Arco Sur, Av. Arco Sur #72 (www.dybgaleria.com).

__________________________________________________________________________________________________________


  Oye al instante
  Editorial
Aprender la lección
Día de Muertos, una tradición muy nuestra
Primero la vida, ¡sí!
Obras, molestias y beneficios
Ahora va la leche
Continúa la deforestación
El sino y el signo
Publicidad