Xalapa, Ver. 13de Diciembre2017
 
Portada
   Al Minuto >>
LÍNEA POLÍTICA / Agustín Contreras Stein
NADA NOS EMBONA
.
Actualizado: 2017-12-01 A+  a-
Entradas recientes

AHORA QUE el presidente de la república, Enrique Peña Nieto, ha realizado una jugada maestra con la aprobación de José Antonio Meade, para contender por la candidatura a la Presidencia de la República, a través del Partido Revolucionario Institucional, no ha faltado quien, de verdad, no le haya parecido esta decisión, considerando, primero, que Meade, no ha sido priista por completo y que solo sea, como el mismo Ex secretario de Hacienda y Crédito Público, lo manifiesta, solamente, un destacado simpatizante.

Es cierto lo que se dice, pero lo hecho no deja de ser una verdadera estrategia política para hacer ganar al PRI, sobre todo, ante la amenaza del dirigente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, luego de que se mantuviera por mucho tiempo encabezando las encuestas que le permitían, incluso, jactarse de su popularidad.

Con esta decisión del presidente, a través del Partido Revolucionario Institucional, el mandatario nacional demuestra que tiene una gran capacidad política y que ha sabido resolver de manera precisa el gran compromiso que significa la sucesión gubernamental, no tan solo para el presidente Peña, sino también, como lo ha sido para muchos ex presidentes, que al final de su mandato tienen esta enorme responsabilidad política al dejar a alguien que pueda ser continuador de los proyectos políticos del partido y de los propios que deja un gobierno federal para mantener el poder.

Esta claro que esta decisión es tan delicada que lleva bastantes horas para poderla concretar, tanto que el sueño, seguramente, se les quita por algún tiempo, pues no es nada fácil cumplir con este proceso que puede ser efectivo o de plano poner en serio riesgo la continuidad política y hasta el mismo curso que deba seguir el partido al cual pertenece.

Justo es reconocer que ahora, el presidente Enrique Peña Nieto, supo valorar con tiempo el perfil político de cada uno de los aspirantes, que desde luego, todos tienen lo tienen bien definido, pero que habría que elegir a uno, ya que no podían ser tantos que pudieran competir entre sí y generar un abismo en la unidad política del partido tricolor.

Lo que hizo, lo hizo bien y ya será, pues, cuestión del tiempo, de las circunstancias políticas que se presenten y de las condiciones que se hagan presentes durante la campaña y finalmente, en las elecciones constitucionales que esta vez serán una buena prueba para saber en qué lugar, efectivamente, se encuentra el Partido Revolucionario Institucional, considerando que también, la justa electoral será novedosa por la participación política que representa, además de calificarse al mismo proceso electoral, como inédito, toda vez, que las elecciones abarcaran mayor espacio y se habrá de elegir al presidente de la república, junto a una importante gama de puestos de elección popular, como es el caso de las gubernaturas de diversos estados de la república, entre ellos, Veracruz, así como a los senadores, diputados federales y locales.

Pero lo inédito no esta precisamente en la elección de la cantidad de puestos políticos, sino de las circunstancias políticas que se están dando en todo el territorio nacional, en principio por la gran cobertura informativa que se tiene a través de los mecanismos digitales que ahora están presentes en todas partes y con gran influencia en los propios electores, independientemente de la gran participación política que se esta generando.

Pues bien, ahora que el presidente, ha dado muestra de su gran capacidad política, con una decisión histórica que comenzó, precisamente, con la reforma a los documentos del propio Partido tricolor, para dar paso a un candidato que no tenía, en ese entonces, uno de los requisitos más importantes para serlo, como es una militancia comprobada, como es el caso de José Antonio Meade, en quien ya se había fijado el Partido Revolucionario Institucional, aprovechando su gran capacidad, su enorme inteligencia y su experiencia en el manejo de los asuntos públicos del país, pero que de alguna manera, también, era factor de unidad política entre los priistas, pero sobre todo de otro partido político como es el PAN, con quien había salido a trabajar en el sector público, bajo las instrucciones del entonces presidente de Felipe Calderón Hinojosa, hay quienes piensan que no hizo las cosas bien, porque había otros políticos de peso que estaban esperando la nominación.

Así son las cosas, y tal parece que todo vuelve a acomodarse con aquella famosa frase del mismo mandatario en el sentido de que hay personajes que nada les embona.

Y eso, indudablemente, que es cierto.


----------------------------

¿SABÍA USTED, AMIGO LECTOR que corre la versión de que Margarita Zavala, esposa del ex presidente de la república, Felipe Calderón Hinojosa, y actual aspirante a la presidencia de la república, por la vía independiente, después de haber renunciado al PAN, por los problemas generados en el seno de este partido, principalmente, por Ricardo Anaya, que se ha empecinado en ser el candidato del PAN, primero y ahora del Frente Ciudadano por México, podría ser llamada a integrar el gabinete de José Antonio Meade Kuribreña, en el caso de ganar la presidencia de la república?.

No lo dude ni un poquito, porque no sería, de ninguna manera, una sorpresa política, sabiendo de antemano que fue su esposo quien invitara al ahora seguro candidato del PRI, a la presidencia de la república, para integrar su equipo de trabajo, con lo cual, devolvería el favor, pero al mismo tiempo, tendría la oportunidad de jalar con toda la gente del PAN, que ahora sigue a doña Margarita.

----------------------------

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx


_______________________________________________________________________________________________________

  Oye al instante
  Editorial
Aprender la lección
Día de Muertos, una tradición muy nuestra
Primero la vida, ¡sí!
Obras, molestias y beneficios
Ahora va la leche
Continúa la deforestación
El sino y el signo
Publicidad