Xalapa, Ver. 20de Abril2018
 
Portada
   Al Minuto >>
HOMILÍA / Hipólito Reyes Larios
REINO DE DIOS Y CONVERSIÓN
.
Actualizado: 2018-01-20 A+  a-
Entradas recientes
El Reino de Dios.En este día, 21 de enero de 2018, celebramos el Tercer Domingo del Tiempo Ordinario, Ciclo B, en la liturgia de la Iglesia Católica. El pasaje evangélico de hoy es de San Marcos (1, 14-20),el cual habla del arresto de Juan el Bautista y del inicio del ministerio público de Jesús en Galilea con el siguiente anuncio: “Se ha cumplido el tiempo y el Reino de Dios ya está cerca. Conviértanse y crean en el Evangelio”. El Reino de Dios y la conversión a sus valores es el principal contenido de la primera predicación de Jesús. La historia de la salvación alcanza su plenitud en Cristo, el cual constituye el punto de llegada del Antiguo Testamento que, en lo sucesivo, podrá ser leído con una nueva luz. El Reino de Dios es el proyecto divino en la historia humana y constituye el corazón del mensaje de Jesús y la pasión que alienta toda su vida. Por eso, la fuerza, el motor, el objetivo, la razón y el sentido último del cristianismo es el Reino de Dios que implica una nueva sociedad, donde imperen la verdad y la vida, la santidad y la gracia, la justicia, el amor y la paz.

La conversión y el llamado. Ante la irrupción del Reino de Dios, es indispensable responder con una actitud de conversión, es decir, a través de un cambio radical de mentalidad y de una profunda fe en el Evangelio, esto es, por la adhesión a Cristo que salva y libera. La conversión es la condición necesaria para participar en el Reino de Dios, que implica la fe en Cristo y en su Reino. Nadie puede sacrificar sus propios ídolos y vicios si no está convencido de que son mejores los valores del Evangelio,que los bienes mundanos son sumamente relativos y que la adhesión a la persona de Jesús es lo mejor para el presente y futuro personal.En este contexto, San Marcos presenta el llamado de Jesús a sus primeros discípulos de una manera diferente a San Juan, cuya versión meditamos el domingo pasado. Jesús llama a los hermanos Simón y Andrés que estaban pescando, y les promete hacerlos “pescadores de hombres”. Sucesivamente llama a otros dos hermanos, Santiago y Juan, también pescadores, que estaban con su padre Zebedeo en la barca, remendando las redes. La respuesta de los cuatro jóvenes ante el llamado de Jesús es inmediata: dejan las redes y la familia para seguir a Jesús, se embarcan en su proyecto de anunciar el Reino de Dios y hacen del camino de Jesús su propio camino.

Las otras Lecturas. La primera lectura de hoy es del libro de Jonás (3, 1-5. 10). Este profeta es enviado a predicar la conversión a la gente depravada de Nínive, la capital de Asiria, considerada como la gran ciudad pecadora. De ahí que la misión que Dios encomienda al profeta Jonás fuera impensable para un judío, ya que significaba predicar la conversión para la salvación a un ambiente pagano que vivía bajo el signo de la maldición. Sin embargo, la respuesta de los habitantes de Nínive resulta ejemplar y se articula en tres momentos que comprenden la fe, ya que le creyeron a Dios, las obras de conversión, a través del ayuno y la vestimenta de sayal, y el cambio radical que los justificó ante Dios haciéndolo cambiar de parecer. Ante el poder de la Palabra de Dios, la gente de Nínive reforma sus vidas y obtiene el perdón divino. La segunda lectura es de 1 Corintios (7, 29-31). San Pablo responde algunas preguntas sobre el matrimonio y la virginidad, aconsejando que cada quien permanezca en la condición en la que fue llamado, porque el tiempo apremia y la resurrección de Jesús invita a priorizar los valores del Reino de Dios. Los valores temporales, aun los más entrañables, son relativos y pasajeros respecto a los valores eternos. Pablo subraya la precariedad de la vida humanay lo transitorio de este mundo. El Reino de Dios es fundamental y absoluto para el creyente. Ante él, la condición humana y temporal tiene un carácter relativo y secundario.

+Hipólito Reyes Larios
Arzobispo de Xalapa


________________________________________________________________________________________________________

  Oye al instante
  Editorial
Aprender la lección
Día de Muertos, una tradición muy nuestra
Primero la vida, ¡sí!
Obras, molestias y beneficios
Ahora va la leche
Continúa la deforestación
El sino y el signo
Publicidad