Xalapa, Ver. 20de Abril2018
 
Portada
   Al Minuto >>
CLAROSCUROS / José Luis Ortega Vidal
Minatitlán y Nicolás Reyes: No pasarán…la meta
.
Actualizado: 2018-01-29 A+  a-
Entradas recientes
(1)

Durante una conversación con el periodista veracruzano Ignacio Lázaro Domínguez -actual coordinador de comunicación social en el Ayuntamiento de Minatitlán- hubo una coincidencia en torno a la pertinencia de
que la población minatitleca conozca la biografía de Nicolás Reyes Alvarez: su alcalde.

Posteriormente, en una charla informal con el edil que entró en funciones el pasado primero de enero -y otros amigos reporteros- surgió la idea de escribir un libro sobre la trayectoria de Reyes Alvarez y su
papel en la vida política del sur veracruzano, particularmente en el devenir sindical del ámbito azufrero.

Don Nicolás -como se conoce al personaje de 73 años de edad- militó en el PRD, partido con el que triunfó -afirma- en una competencia para diputado federal arrebatada por el PRI…

Además fue co-fundador del partido MORENA, bajo cuyas siglas arribó a la alcaldía de Minatitlán.

Auto definido como “hombre de izquierda, toda la vida”, Reyes Alvarez llegó a ser secretario general de la delegación del Sindicato Nacional de Azufreros en la empresa Azufrera Panamericana Sociedad Anónima
(APSA) cuya sede principal fue el municipio de Jáltipan de Morelos pero contó con oficinas en Coatzacoalcos, donde el hoy munícipe desarrolló sus actividades.

“Trabajaba para Azufrera Panamericana en Coatzacoalcos; viajaba a la matriz de Jáltipan y vivía en Minatititlán”, cuenta don Nicolás.

En ese contexto fue miembro del sindicato azufrero y luego su dirigente.

La organización obrera pertenecía a la CTM que dirigió por décadas Fidel Velázquez, célebre representante del corporativismo mexicano que permitió la llamada “dictadura perfecta” en manos del PRI.

El paso de Reyes Alvarez por la Secretaría General de la delegación del sindicato azufrero fue breve: no rebasó los dos años, explicó en lacónica conversación.

Aquellos -los 80s- fueron años de dominio total de las dirigencias nacionales del sindicalismo charro como había ocurrido desde finales de la revolución que inició en 1910.

Las reglas eran muy simples: plata o plomo, como en las estructuras de la mafia tradicional.

Las anécdotas dan para una parte de un libro pendiente sobre la industrialización en el sur de Veracruz, la caída de este proceso, así como el desempleo actual, creciente y producto del fracaso de modelos político-económicos
impuestos al respecto desde el poder federal.

Testimonios de quienes han vivido y protagonizado tal historia serían una fuente muy valiosa.

Hay que acudir a obras escritas respecto a dicha temática.

Hay que entrevistar a Nicolás Reyes Alvarez y los contemporáneos que jugaron en una y otra parte “de la cancha” y aun son accesibles.

Hay que retomar esta parte de la historia en su etapa reciente.

Habla Nicolás Reyes Alvarez: cuando fui dirigente sufrí amenazas de muerte. Mi familia fue agredida, incluyendo a mi madre. Recibí ataques simples como la ponchadura de un neumático de mi vehículo pero también
graves como disparos de arma de fuego que dieron contra la hojalatería del coche…

De sus múltiples historias personales destaca una: la negociación con la empresa -APSA fue un organismo privado- para el pago de derechos a los obreros con la intervención de la CTM en manos de Fidel Velázquez.

Les tocaban 7 mil millones de pesos pero la empresa quería pagar menos y retomar el control político del sindicato que en manos de Nicolás Reyes se había salido de las manos de la CTM.


Citaron al líder en la ciudad de México.


Lo recibió personalmente Fidel Velázquez, titular del Congreso del Trabajo, y le propuso: reparte 3 mil millones, quédate con 4 mil millones para tu patrimonio y trabajamos juntos en lo sucesivo…

Esas palabras no eran una propuesta sino una orden al venir del poderoso Fidel Velazquez.


También eran sinónimo de amenaza.


Reyes Alvarez cuenta que le respondió: déjeme verlo aquí mismo mañana, don Fidel.

Luego salió de las oficinas centrales de la CTM, tomó un avión y se regresó al sur de Veracruz.

Informó a sus compañeros, estalló un movimiento sindical y finalmente recibieron los 7 mil millones de pesos a repartir entre todos.

¿Por qué la importancia de contar esta historia desde sus múltiples perspectivas a la sociedad de Minatitlán?


El motivo son los cuatro años de gobierno que vienen...


Nicolás Reyes Alvarez se propone llegar a los 77 años de vida con un cierre que no varíe su trayectoria de liderazgo.

Trasladar al Ayuntamiento minatitleco una forma honesta de vida como ejercicio de convicción es un deber moral, ético, particular, familiar, colectivo, establece.

Su labor sindical lo llevó a encuentros internacionales de dirigentes obreros con pensamiento y operatividad de izquierda, en Europa.


¡No pasarán!


Consigna de los republicanos durante la guerra civil española y de los franceses en la primera guerra mundial...

He ahí una frase que el alcalde repite a menudo a los jefes de departamento nombrados para operar la administración municipal a su cargo.


Esa es una de sus metas.


(2)

Los periodistas sabemos que la historia se cuenta pero también se observa, se vive para atestiguar los capítulos que van surgiendo…


________________________________________________________________________________________________________

  Oye al instante
  Editorial
Aprender la lección
Día de Muertos, una tradición muy nuestra
Primero la vida, ¡sí!
Obras, molestias y beneficios
Ahora va la leche
Continúa la deforestación
El sino y el signo
Publicidad