Xalapa, Ver. 20de Abril2018
 
Portada
   Al Minuto >>
EL BALDÓN / José Miguel Cobián
DESENCANTO PANISTA
.
Actualizado: 2018-03-02 A+  a-
Entradas recientes
POR UNA u otra razón, Ricardo Anaya Cortés, nunca fue el hombre que los panistas querían como candidato a la Presidencia de la República. Su llegada a la candidatura, todos los saben, fue producto de negociaciones políticas que el mismo ex dirigente nacional del blanquiazul, trabó con los demás partidos políticos que integran la famosa coalición PAN-PRD-MC, pero quien tuvo a su cargo mecer la cuna, en los posteriores acuerdos, fue, sin duda, el ex gobernador del Estado de Veracruz, Dante Delgado Rannauro, quien, en principio, llegó a pensarse que estaba utilizando estrategias políticas para que, finalmente, sacara de la jugada al propio Anaya, y se convirtiera él mismo en el candidato presidencial, considerando que desde hace mucho tiempo, había buscado esta posibilidad.

Sin embargo, no fue así, pero de lo que hay más seguridad, es que detrás del títere en que convirtieron a Anaya, esta nada menos que la mano del propietario del Movimiento Ciudadano, quien es el que mueve los hilos, parte y reparte, a nombre de Ricardo Anaya, quien ahora, en serias dificultades, ni el propio Dante, estaría dispuesto a defenderlo a capa y espada, tal y como tampoco lo están haciendo los verdaderos panistas de todo el país, pues es bien sabido que se están saliendo momentáneamente del panismo, para incorporarse a otras filas políticas, tanto de Morena, como del propio Partido Revolucionario Institucional, donde José Antonio MeadeKuribreña, esta jalando a gran parte de estos militantes, sobre todo, aquellos que fueron compañeros en el sexenio panista de Felipe Calderón Hinojosa.

Para Meade, por ejemplo, otra cosa hubiera sucedido si la esposa de Calderón, Margarita Zavala, hubiera llegado a la candidatura, porque entonces habría un cierto encontronazo político o cuando menos se habría pintado correctamente la raya.

Así es que ahora, el escándalo generado por las acusaciones de lavado de dinero, las cuales achacan directamente a Ricardo Anaya, es un retroceso importante para las ambiciones políticas de los demás dirigentes del Frente, así como para muchos panistas que se fueron, prácticamente, con la finta de que Anaya, era un verdadero candidato y no un títere de los dirigentes de los partidos políticos que están en la jugada, como son PRD-MC.

El mismo Dante Delgado, y la ex dirigente perredista, Alejandra Barrales, están sudando la gota gorda, pues si el candidato presidencial, no logra superar en breve tiempo, los efectos negativos de este problema, seguramente que ninguno de ellos, obtendrá lo que ya se habían repartido, pues Alejandra Barrales, no ganaría el gobierno de la ciudad de México, ni tampoco Dante Delgado, vería concretadas sus aspiraciones de fortalecer su partido, su gente y su participación política en otros Estados, como es aquí mismo en Veracruz, donde las cosas también se han venido abajo.
Y es que Anaya, independientemente del escándalo que lo rodea, llegó a la candidatura, tumbando la caña y los cañaverales, pues dejó en el camino a mucha gente dañada que bien se sabe están en contra de su candidatura y lo más seguro es que a la hora de las elecciones, si es que persiste en su posición de candidato, habrá operaciones políticas en su contra, como las que ya se vienen realizando desde hace tiempo.

Este fue el error político de Anaya, no haber consensado su candidatura y haberse apoyado en militantes de su partido, tal y como han estado acostumbrados los panistas y que les permitió llegar, por dos ocasiones, a la Presidencia de la República.

Dante, ni Alejandra Barrales, por más dirigentes que sean de los partidos que le apoyan, no podrán sustituir la gran militancia política que existe dentro del PAN. La división creada por Anaya, ahora le esta costando seriamente su posición, porque ha de saberse que los trapos sucios que le están sacando, no es solamente un producto de los demás partidos políticos, principalmente, el PRI, sino de mucha gente panista que estando seriamente dolida esta colaborando para echar por tierra la ambiciones de Ricardo Anaya, de su familia, y de los dirigentes de los demás partidos políticos.

Pero, las cosas no han llegado, todavía, a su máxima expresión, porque si bien hay el rumor que va creciendo poco a poco, en el sentido de la solicitud de buena parte de panistas que están pidiendo la sustitución de candidato, ésta podría concretarse en virtud de que Ricardo Anaya, difícilmente podrá salir airoso de este problema, más cuando todavía siguen su curso las investigaciones y que al cabo de algún tiempo, pueda ser acusado formalmente por la Procuraduría General de la República, instancia, que hasta estos momentos no ha intervenido, como bien lo dice el propio candidato a la Presidencia de la República, Ricardo Anaya Cortés.

--------------------------

PERO BIEN, ¿QUE PASA AHORA, en el Estado de Veracruz?

Indudablemente que hay repercusiones de este problema de carácter nacional, porque si bien pareciera otra cosa, no se puede escapar la política estatal a los acontecimientos nacionales.

Y en este sentido, hay, sin duda, una especie de desencanto político que pone, necesariamente, en peligro la estabilidad de la propia campaña política del candidato de la misma coalición política, a la gubernatura del Estado.

Miguel Ángel Yunes Márquez, no esperaba que estos acontecimientos también le hicieran daño, lo que, de hecho ya esta sucediendo, porque prácticamente, se esta dando un fenómeno político electoral muy interesante, porque ahora se están modificando, incluso, las opiniones locales, las cuales ya perciben una considerable disminución de la confianza popular en la propia persona del hijo del Gobernador.

Y de esto, no es exactamente, que Yunes Márquez, tenga la culpa. Se ve afectado, eso sí, porque necesariamente pertenece a una misma corriente política que se ha integrado de momento para tratar de mantener en poder de la familia Yunes Linares, la gubernatura del Estado.

Estamos a pocos días de que inicie la campaña política oficial con rumbo a los comicios del primero de julio y esto representa, de alguna manera, una especie de desesperación política, considerando el escenario que se ha generado en todo el país.

Las repercusiones se están dando como en cascada, por lo que ahora, favorece un ambiente político donde los actores políticos que habrán de concluir el proceso electoral, solamente son dos, es decir, por un lado Cuitláhuac García, con el respaldo de Morena, quien espera que el efecto López Obrador, le sea suficiente para alcanzar el triunfo electoral, luego de que hasta estos momentos no se ha movido para nada, ni tampoco se espera que lo haga en los días por venir.

El otro contendiente, el más fuerte hasta ahora, es Pepe Yunes, que seguramente estará en la final, con grandes posibilidades de triunfo, dejando en el camino a sus dos contrapartes, tal y como ya lo hemos señalado.

Cosas de la política, sin duda alguna.

-----------------------

RECONOCIDOS PANISTAS DEL ámbito nacional y estatal, coinciden en que si Anaya, no logra superar sus problemas en los próximos días, antes de que inicien las campañas políticas, sencillamente no tendrá nada que hacer en la próxima jornada electoral.

Por eso, ha surgido la posibilidad de una sustitución de candidato, con la finalidad de que se pueda hacer algo, todavía, en la persecución de los fines políticos nacionales.

Y entonces, surge, nuevamente, la pregunta, ¿Si en esta misma debacle esta operando, desde atrás, el mismo Dante Delgado Rannauro, para convertirse, finalmente en el candidato a la Presidencia de la República?

----------------------

Y EL LUNES, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx


___________________________________________________________________________________________________________



  Oye al instante
  Editorial
Aprender la lección
Día de Muertos, una tradición muy nuestra
Primero la vida, ¡sí!
Obras, molestias y beneficios
Ahora va la leche
Continúa la deforestación
El sino y el signo
Publicidad