Xalapa, Ver. 27de Mayo2018
 
Portada
   Al Minuto >>
“POLÍTICA AL DÍA” / Atticuss Licona
Veracruz-Boca, tumba de los Yunes Rojos
.
Actualizado: 2018-04-20 A+  a-
Entradas recientes
El Corredor Azul es la llave que abrió Palacio de Gobierno para Miguel Ángel Yunes Linares en el 2016. Veracruz Puerto, Boca del Río, Alvarado, Medellín y Tlalixcoyan, son la cuna del Yunismo, con cientos de miles de votos azules listos a ser ocupados nuevamente en este 2018.
Baste recordar los resultados de la elección municipal del año pasado para entender la importancia de este Corredor. Veracruz Puerto, 103 mil votos; Boca del Río, 41 mil votos; Alvarado, 6 mil votos; Tlalixcoyan, 7 mil votos; Medellín de Bravo, 8 mil votos.
En solo cinco municipios la coalición PAN-PRD pudo juntar 165 mil votos (sin considerar los 10 mil votos que tuvo Movimiento Ciudadano).
Miguel Ángel Yunes Márquez ha sido dos veces alcalde de Boca del Río y su hermano Fernando es actualmente alcalde de Veracruz Puerto. Los resultados de ambos en sus respectivos municipios fueron abrumadores y están imparables en la región. En Boca Alonso Morelli recibió de herencia por parte de Miguel, casi el 70% de los votos de ese municipio, y Fernando logró la mayor cantidad de votos del Estado de Veracruz.
Pero aguas, tantos votos, tanta diferencia, no es solo por el carisma o los buenos resultados de gobierno de los Yunes Azules. Ese Corredor Azul nació por las malas relaciones y la carroña política de los líderes priistas que dejaron que se corroyeran las estructuras y que hoy se pelean con uñas y dientes por yermos cotos de poder que les dan, si acaso, flacas rentas mensuales y una que otra regiduría, pero nada más.
En la zona conurbada Veracruz-Boca del Río las huestes priistas tienen años metidos en estériles luchas, un lodazal de puercos en donde todos están contra todos en un bacanal incontrolable sin ley. Allá nadie hace caso ni entiende razones, la unidad les viene valiendo y cuando Héctor o Pepe han querido calmarlos, por un lado les dicen que sí, pero por decirlo en el mejor léxico costeño por otro “los mandan a chingar su madre”.
Marlón Ramírez, Sergio Lira, Manzur, Carolina Gudiño, Fidel Kuri, Belén Fernández, Díaz Diez, entre otros políticos priistas de poca monta y dudosa reputación, defienden sus plazas y entre todos se traban y se trenzan. Los jaloneos llegaron a tanto que no solo les quitaron el Corredor, sino que incluso fueron desplazados al tercer lugar y hoy no tienen forma de recuperarlo.
Allí, en ese corredor Azul -antes Rojo- es donde realmente perdió la elección Héctor Yunes, y aunque todo contó en el 2016, la diferencia de votos entre Héctor y Yunes Linares vino de allí.
Las bases porteñas y boqueñas un día despertaron y dijeron: “ya, ya estamos hasta la madre de estos bembones”, elección tras elección se fueron abriendo, se quitaron la camiseta y tomaron otros colores.
Hoy mismo Carolina Gudiño está incómoda y traicionará a Pepe porque no fue tomada en cuenta en ninguna posición en este 2018, y amagues de este tipo se dan todos los días.
Hoy ninguno de esos cuadros suma nada, pero vaya que restan cuando quieren.
Las más benévolas estimaciones para el PRI este 2018 les dan unos 7 mil votos en Boca y unos 25 mil en Veracruz Puerto. Si lo logran, háganles un monumento ante tanto descerebrado líder rojo que hoy siguen alimentando y acercándole a Pepe.
La diferencia es abismal. El Corredor Azul otorga una ventaja de casi 150 mil votos para la Coalición PAN-PRD-MC sobre el PRI, y unos 100 mil sobre MORENA-PT-PES.
En Veracruz-Boca es la cuna del Yunimos Azul… y también la tumba del Yunismo Rojo.



@atticuss1910
atticusslicona@gmail.com



_______________________________________________________________________________________________________


  Oye al instante
  Editorial
Aprender la lección
Día de Muertos, una tradición muy nuestra
Primero la vida, ¡sí!
Obras, molestias y beneficios
Ahora va la leche
Continúa la deforestación
El sino y el signo
Publicidad