Xalapa, Ver. 22de Agosto2017
 
Portada
   Al Minuto >>
/
Día de Muertos, una tradición muy nuestra
.
Actualizado: 2012-11-01 A+  a-
Entradas recientes
Hoy comienza en todo el territorio nacional una celebración que es muy nuestra desde su origen, pues data desde la época prehispánica, y a pesar del tiempo y tantas corrientes que han surgido, prevalece y permanece en el ánimo de los mexicanos.
Se dice que, desde hace más de 3 mil años, los mexicas, mayas, purépechas y totonacas celebraban el Día de Muertos mostrando los cráneos que conservaban como trofeos en rituales que simbolizaban la muerte y el renacimiento.
Las festividades eran presididas por la diosa Mictecacíhuatl, conocida como “Dama de la Muerte”, actualmente relacionada con la “Catrina”, personaje de José Guadalupe Posada.
A la llegada de los españoles a la celebración los misioneros católicos le hicieron algunas adecuaciones con el fin de evitar los sacrificios.
Como se sabe, a lo largo de la historia, en diversas culturas se ha generado una gran diversidad de creencias en torno a la muerte que han desarrollado una serie de ritos y tradiciones ya sea para venerarla, honrarla, espantarla o incluso para burlarse de ella.
El nuestro es un país rico en cultura y tradiciones, y precisamente uno de los aspectos que le dan identidad es la concepción que su gente tiene sobre la vida, la muerte y todas las creencias y mitos que giran en torno a éstas.
El Día de Muertos, que se celebra el 2 de noviembre de cada año, es la fiesta más representativa de México y entre los mexicanos, pues no hay lugar en el territorio nacional donde no se festeje, y es increíble y admirable toda la diversidad de formas en que se hace, por el colorido, olores y sabores que predominan en los rituales.
Por esta razón, sobre todo, es que la UNESCO ha declarado a esta festividad mexicana como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.
Y por esta razón también, gente de muchas partes del mundo es atraída en estas fechas en las que pueden conocer y disfrutar de estas fiestas que en algunas regiones, como la huasteca, no tienen comparación.
Pero para el mexicano educado y formado en estas creencias representa algo más, es el contacto que por estos días se establece entre el mundo material y el inframundo, entre quienes aún conservan la vida y aquellos que traspasaron el umbral de la muerte pero que por esta única ocasión regresan y hay que convivir con ellos, recibirlos y atenderlos ofrendándoles todo lo que en vida fue de su predilección.
Son incontables e inenarrables todas las manifestaciones y expresiones que se dan en los panteones, es increíble ver cómo hay seres queridos que aún sin estar entre los vivos siguen siendo el eje sobre el cual gira la vida de éstos.
El Día de Muertos es una celebración muy especial, única y nuestra que se debe preservar y perpetuar, tal como ha ocurrido hasta ahora, y por lo cual las nuevas generaciones deben asumir este compromiso no sólo con la historia, sino con la cultura mexicana que la misma UNESCO, y todo el mundo, reconoce y admira.



  Oye al instante
  Editorial
Aprender la lección
Día de Muertos, una tradición muy nuestra
Primero la vida, ¡sí!
Obras, molestias y beneficios
Ahora va la leche
Continúa la deforestación
El sino y el signo
Publicidad