Xalapa, Ver. 11de Diciembre2017
 
Portada
   Al Minuto >>
/
Aprender la lección
.
Actualizado: 2012-11-13 A+  a-
Entradas recientes
El pasado viernes, con la instalación del Consejo General del Instituto Electoral Veracruzano, dio formalmente inicio el proceso electoral del próximo año con el que se renovarán los 212 ayuntamientos y las 50 diputaciones que conforman el Congreso del estado.
Y se subraya que inició formalmente porque en honor a la verdad este proceso comenzó en el momento mismo en que se dieron a conocer los resultados de las elecciones en las que triunfaron los actuales alcaldes, y en varios casos mucho antes, pues los enroques que por circunstancias propias de la política se hicieron en dichos comicios, hoy tendrán que desahogarse y culminarse, habida cuenta que se trata de compromisos ya pactados.
Así es, porque la política es estrategia, lucha del poder por el poder, de conveniencias y de compromisos de todo tipo.
Por eso es que no siempre los hombres más convenientes para la sociedad son los que han triunfado y deberían haber estado en el podium, sino que han llegado a la cima del poder los más sagaces, los más taimados, los más osados y los que han contado con las relaciones y apoyo de los grupos que tienen en sus manos las grandes decisiones.
Sin embargo hoy en día “el arte” de la política es un ir y venir constante de lección y aprendizaje, y el ejemplo más claro se tiene en lo que ha pasado en los últimos años en México y en todo el territorio nacional con la famosa alternancia.
Los que han aprendido la lección, los que han aprendido de los errores del pasado y aprovechado el error del gobernante en turno, son los seguros triunfadores y los que no, los seguros perdedores.
Por eso, cuando un partido logra el objetivo de ganar una municipalidad, un congreso, una gubernatura y la presidencia del país, debe mirar hacia atrás, hacer un análisis de lo que sucedió en el pasado para así poder ubicarse en el presente y proyectarse hacia el futuro.
Veracruz entró oficialmente y con ello de lleno al proceso electoral del próximo año, por lo que con base en el corolario descrito líneas arriba vale la pena hacer un ejercicio de extrapolación, breve y conciso, de cómo están las cosas en lo general entre las principales fuerzas que contenderán y cómo pintan para unas y otras.
De entrada, la derecha, representada por el Partido Acción Nacional, arriba a estos comicios sumida en su peor crisis de las últimas dos décadas, carente de un verdadero liderazgo, sin figuras de peso y, lo peor, sin el peso que dan los pesos desde las alturas.
Difícilmente recuperará el terreno perdido, que no es cosa poca.
En la izquierda se puede apreciar el más grande y grave de los contrasentidos, pues es inadmisible que el gran capital electoral que obtuvo en las pasadas elecciones lo estén echando por la borda por sus luchas intestinas aquí en el solar veracruzano, cuando en la cúpula se avizora un cambio de actitud.
El PRI, que se perfila como el gran ganador y el partido a vencer, debe evitar los errores del pasado y tener muy en cuenta lo que le sucedió recientemente en la contienda por la diputación del distrito de Xalapa urbano, en que prácticamente fue borrado.
Como se ve, aunque unos más y otros menos, todos los partidos, para este proceso, deben sacar conclusiones y aprender de las lecciones si quieren pasar esta prueba, que es la antesala de una mayor que tendrá lugar en 2016.
  Oye al instante
  Editorial
Aprender la lección
Día de Muertos, una tradición muy nuestra
Primero la vida, ¡sí!
Obras, molestias y beneficios
Ahora va la leche
Continúa la deforestación
El sino y el signo
Publicidad