Xalapa, Ver. 19de Noviembre2017
 
Portada
   Al Minuto >>
HOMILÍA / Hipólito Reyes Larios
María, madre de dios
.
Actualizado: 2016-12-31 A+  a-
Entradas recientes
La Madre de Dios: En este día, domingo 1 de enero de 2017, al cumplirse la Octava de Navidad, la liturgia de la Iglesia Católica celebra la Solemnidad de Santa María, Madre de Dios. El pasaje evangélico de hoy es de San Lucas (2, 16-21) que constituye la última parte del relato del Nacimiento de Jesús: “Los pastores fueron a toda prisa hacia Belén y encontraron a María, a José y al niño, recostado en el pesebre. Después de verlo, contaron lo que se les había dicho de aquel niño, y cuantos los oían quedaban maravillados. María, por su parte, guardaba todas estas cosas y las meditaba en su corazón. Cumplidos los ocho días, circuncidaron al niño y le pusieron el nombre de Jesús, aquel mismo que había dicho el ángel, antes de que el niño fuera concebido”. Por su parte, la Oración Colecta de esta Misa dice lo siguiente: “Señor, Dios, que por la fecunda virginidad de María diste al género humano el don de la salvación eterna, concédenos sentir la intercesión de aquella por quien recibimos al autor de la vida, Jesucristo, Señor nuestro”. Del mismo modo, el Prefacio o introducción a la proclamación del Santo dice así: “Porque ella concibió a tu Hijo único por obra del Espíritu Santo, y sin perder la gloria de su virginidad, hizo brillar sobre el mundo la luz eterna, Jesucristo, nuestro Señor”.

El Año Nuevo: Hoy también celebramos el inicio del Año Nuevo 2017 y por esta razón solicitamos a Dios su fecunda bendición aprovechando la primera lectura de esta Misa que está tomada del libro de los Números (6, 22-27): “El Señor habló a Moisés y le dijo: ‘Di a Aarón y a sus hijos: De esta manera bendecirán a los israelitas: El Señor te bendiga y te proteja, haga resplandecer su rostro sobre ti y te conceda su favor. Que el Señor te mire con benevolencia y te conceda la paz”. Por otra parte, el Misal Romano también tiene una bendición solemne para el primer día del año la cual dice así: “Que Dios, fuente y origen de toda bendición, les conceda su gracia, les bendiga copiosamente y los guarde, sanos y salvos, durante todo este año. Que los conserve íntegros en la fe, inconmovibles en la esperanza y perseverantes hasta el fin, con santa paciencia, en la caridad. Que disponga en su paz sus días y ocupaciones, escuche siempre sus oraciones y los lleve felizmente a la vida eterna”.


La Jornada Mundial de la Paz: El otro elemento importante que configura la fiesta de este día es la Oración por la Paz. El Papa Pablo VI instituyó en 1967, el primer día del año como Jornada Mundial de oración por la paz por ser un bien que todos necesitamos. Así hemos llegado al cincuenta aniversario de esta hermosa iniciativa papal. En muchas partes de nuestro planeta tierra, incluyendo nuestra Nación Mexicana y nuestro Estado de Veracruz, vivimos situaciones de violencia, de guerra, de terrorismo, de extorsión, de secuestros, de abortos, de comercio de órganos humanos, de trata de personas, de falta de respeto a los derechos humanos. Los Obispos de México publicamos en el año 2010 un valioso documento que se titula: Que en Cristo, nuestra Paz, México tenga vida digna, el cual presenta un análisis de la realidad de nuestro País, ofrece algunos criterios de reflexión y nos propone algunas pistas de acción para colaborar en la transformación de nuestra sociedad tales como: prevenir el delito, formar en los valores auténticos de la justicia, la verdad, la honradez, el respeto; comprometernos como ciudadanos para construir un orden social justo, cuidar y proteger nuestras familias, llevar una vida austera y sencilla, promover la no violencia, evitar la corrupción y encarnar los valores evangélicos en todas las instituciones. Finalmente, el Mensaje de Navidad de los Obispos de Veracruz del año 2016 nos invita a construir la paz, a fomentar sentimientos y pensamientos de esperanza ante la situación difícil de una economía nacional devaluada, tanto en la moneda como en los empleos, con la consiguiente disminución del poder adquisitivo de los bienes necesarios para la digna manutención de las familias.

LOS CONTENIDOS, ESTRUCTURA Y REDACCIÓN DE LAS COLUMNAS SE PUBLICAN TAL CUAL NO LAS HACEN LLEGAR SUS AUTORES.

  Oye al instante
  Editorial
Aprender la lección
Día de Muertos, una tradición muy nuestra
Primero la vida, ¡sí!
Obras, molestias y beneficios
Ahora va la leche
Continúa la deforestación
El sino y el signo
Publicidad