Xalapa, Ver. 21 de Noviembre 2014
 
Portada
   Al Minuto >>
Crisol de poesía, traducción y cultura: Maliyel Beverido Duhalt
Recientemente presentó su poemario titulado Cientos de veces.
2012-07-21 Xalapa, Ver.
Oye Veracruz A+  a-
- Oye Veracruz
Compartir:
Notas relacionadas
Juan Alberto Hernández Ortiz
Xalapa, Ver.

Nacida en el seno de reconocida familia, y siendo la única xalapeña propiamente dicha de sus hermanos, la infancia de Maliyel Beverido transcurrió en continuos cambios de residencia, por fortuna casi todos dentro del mismo barrio, de ahí que para ella más que la casa de su infancia la zona del parque Los Berros signifique su barrio. Por ello la cita para charlar sobre su vida fue precisamente en el quiosco, en una tarde de tenue chipi chipi, clima amable y evocador.

De esos recuerdos de infancia habla en su poema Para que otros no se amparen de ella, donde describe sus puntos de referencias, el exterior del barrio más que el interior del hogar. Las cajas de mudanzas son parte vivencial en su vida, son pasajeros en la barca que transita por el decurso de su historia:

Para que otros no se amparen de ella,
voy a escribir un poema que hable de mi infancia,
un poema que describa las paredes
que no alojan mi nostalgia,
las cajas de cartón en las que cada tanto
se confinaban los bienes de la casa.

Voy a escribir mi búsqueda de una barriada
donde fincarle patria a mi memoria,
(…)

Francés antiguo y textos medievales, apasionada de la lingüística, actualmente cursa educación artística online, comprometida con su labor como coordinadora de comunicación, proyectos editoriales y espacios de exposiciones del Museo de Antropología de Xalapa, de la Universidad Veracruzana, donde ha realizado, entre otras actividades y a partir de las cuales tengo el gusto de conocerla, un importante proyecto de programación de exposiciones tanto en la sala principal como en el mezannine.

“Desde niña me interesé por la escritura, digamos que a dos niveles, el periodismo y la divulgación científica, y la creación poética; desde los 15 años comencé a publicar en el semanario Punto y Aparte, por ejemplo, y aun cuando escribí uno que otro relato breve siempre me he sentido más cómoda con la poesía, porque me gusta contar las emociones; para mí la poesía es la vida pública de las emociones, no así de los sentimientos”. De joven experimentó diversos tipos de poemas, escribió sonetos, se apegaba a una métrica ceñida que al parecer era para ella como si se tratara de un vestido almidonado. Ahora lo hace de vez en cuando por ser un reto, por diversión, de hecho dice que ha hecho calaveras cada año en el Museo de Antropología, reímos.

Nacida en el seno de reconocida familia, y siendo la única xalapeña propiamente dicha de sus hermanos, la infancia de Maliyel Beverido transcurrió en continuos cambios de residencia, por fortuna casi todos dentro del mismo barrio en la zona del parque Los Berros.
 
Comentarios
 
 
  Oye al instante
  Editorial
Aprender la lección
Día de Muertos, una tradición muy nuestra
Primero la vida, ¡sí!
Obras, molestias y beneficios
Ahora va la leche
Continúa la deforestación
El sino y el signo
Publicidad