Xalapa, Ver. 13 de Diciembre 2017
 
Portada
   Al Minuto >>
Madre cumple un año exigiendo le devuelvan cuerpo de su hijo encontrado en fosa común
.
2017-11-21 Xalapa, Ver.
AVC/ Noticias A+  a-
- ----
Compartir:
Notas relacionadas
>>>Hace un año que Sandra Cortaza encontró a su hijo José Eduardo Velásquez en una fosa común de El Chico en Emiliano Zapata, a la fecha los trámites burocráticos han impedido la entrega del cuerpo

Flavia Morales
Xalapa, Ver.


Hace un año que Sandra Cortaza encontró a su hijo José Eduardo Velásquez en una fosa común de El Chico en Emiliano Zapata, a la fecha los trámites burocráticos han impedido la entrega del cuerpo.

José Eduardo junto a su padrastro Jorge Villaseca Reynaldo y su cuñado fueron sacados de su vivienda por un comando armado el 30 de abril del 2014 en Cosoleacaque.

Unas 24 horas después el cuñado de José Eduardo fue devuelto, entonces la solicitud de la delincuencia era el pago de 300 mil pesos y tres vehículos.

Sandra entregó los tres vehículos y 75 mil pesos, pero su hijo y esposo no aparecieron, la denuncia tampoco avanzó.

El cuerpo de José Eduardo apareció meses después, en el 4 de enero del 2015 en un predio de Rinconada en Emiliano Zapata junto a otros cinco ejecutados, aunque tenía reporte de desaparición, la entonces Procuraduría General de Justicia no dio notificación a la madre, y lo envió a una fosa común.

El 22 de noviembre del 2016, el colectivo madres en búsqueda de Coatzacoalcos realizó una diligencia en la Dirección de Servicios Periciales, ahí en una de las carpetas apareció la fotografía de José Eduardo.

Sandra Cortaza lo identificó de inmediato, ahí pudo ver señas particulares como un diente chueco, los dedos de sus pies, su cabello, su cara, no tuvo dudas, era su hijo, la identificación también la hicieron otros familiares.

A Sandra como a miles de madres de familia de desaparecidos, la entonces PJG, le tomó un muestra de ADN, pero nunca realizó un perfil genético ni lo integró a un banco, entonces tuvo de nueva cuenta que tomarse una muestra.

Cuando este tramité terminó, se topó con una nueva traba, la carpeta de investigación tenía errores, el ADN de Sandra no coincidía con el consignado en la carpeta.

Aunque no tiene duda de la identidad, el proceso que sigue es pedir a un juez de control la exhumación del cadáver para cruzar de nueva cuenta las pruebas genética.

Este jueves se cumple un año desde que Sandra encontró a su hijo, pero la mala integración de la carpeta y los tramites burocráticos han impedido que le de una sepultura digna.

“Quiero que me entreguen el cuerpo que descanse y yo también, quiero un lugar donde pueda llorarle”, advierte la madre.

Belem González, integrante del colectivo Madres en Búsqueda de Coatzacoalcos cuenta que el caso de Sandra demuestra la ineficacia de las autoridades de procuración de justicia. “En el caso nunca hubo comunicación entre la autoridad y el municipio, la carpeta está mal integrada, es parte de las porquerías que hicieron “.

En los tramites para la entrega del cuerpo llevan un año, lo que se complica pues la madre del joven no cuenta con los recursos necesarios para viajar a Xalapa a realizar las diligencias necesarias.

Este no es el único caso que el colectivo tiene registrado, señaló que hace poco un integrante halló el cuerpo de su hijo dos años después de asesinado.

De forma negligente el cuerpo fue hallado en el panteón Jardín en Coatzacoalcos, los tatuajes permitieron reconocer el cuerpo en una entrevista con la FGE.

______________________________________________________________________________________________________

 
Comentarios
 
 
  Oye al instante
  Editorial
Aprender la lección
Día de Muertos, una tradición muy nuestra
Primero la vida, ¡sí!
Obras, molestias y beneficios
Ahora va la leche
Continúa la deforestación
El sino y el signo
Publicidad